¿Puedo deducirme el coche como autónomo? ¿Cómo hacerlo?

coche

Hoy hablamos de la posibilidad de desgravarnos el vehículo que nos hemos comprado para desarrollar nuestra actividad como autónomo y cómo llevar a cabo la deducción

Y es que es una pregunta muy frecuente que nos hacemos. ¿Puedo deducirme mi vehículo como autónomo?

Como en muchas otras ocasiones, lo que tendremos en cuenta es el porcentaje de IVA deducible que nos permite la legislación.

En términos generales, Hacienda acepta solo el 50% de IVA que hemos pagado para ese coche. Es decir, no nos podremos deducir el 100% de IVA del vehículo. Sin embargo, para poder hacer esto, tenemos que dejar bien claro que el uso del vehículo está relacionado con el autónomo y nuestra actividad. Y está relación tiene que ser directa y exclusiva, es decir, que usaremos el coche tan solo para desarrollar nuestra actividad. Si es para fines propios y particulares, no podremos deducirlo.

Para demostrar dicha relación con nuestra actividad podremos hacerlo por ejemplo, con marcas de publicidad de nuestra empresa en el vehículo, guardando una cartera de contactos en el coche, etc. porque si nos preguntan, podamos justificar que el uso tiene como única finalidad desarrollar nuestro negocio.
IVA deducible al 100%

Hacienda acepta la deducción total del IVA en ciertos tipos de vehículos, por ejemplo, los destinados al transporte de mercancías, transporte de viajeros, autoescuelas, vehículos por servicios de vigilancia o vehículos para desplazamientos comerciales, es decir, agentes comerciales.

Cuando no sea uno de estos, deberemos cumplir los requisitos con su propia demostración de la finalidad del vehículo.

En otras palabras y como conclusión, los turismos serán del 50% de IVA deducible y el resto del 100%, siempre y cuando tenga relación con nuestra actividad.

Anuncios

2 respuestas a “¿Puedo deducirme el coche como autónomo? ¿Cómo hacerlo?

    1. En respuesta a tu pregunta te indico lo siguiente:
      Como te comento en el post para que el coche pueda ser deducible debe considerarse afecto a la actividad, por tanto, debe haberse deducido su compra en amortizaciones durante cuatro años. Sólo así se entiende que se ha adquirido para este fin. En estos casos, todos los gastos asociados al mismo (gasolina, peaje, parking, mantenimiento, ruedas…) son deducibles, tanto desde el punto de vista del IVA como del IRPF. En el primer caso, deduciéndonos el IVA soportado por el vehículo del IVA a devolver de nuestras facturas. En el segundo, imputándolo a gastos. En el caso de que el coche lo tuvieses antes de darte de alta como autónomo, no te podrás deducir los gastos de mantenimiento y reparación, pero sí los asociados con los desplazamientos. En el caso del IVA, necesitarás las facturas completas. En el del IRPF, puede ser suficiente con los tiques.
      Si tu coche de trabajo fuese por renting, te deduces íntegras las cuotas. Y lo mismo si alquilas un coche en un desplazamiento por trabajo: puedes deducírtelo. En cualquier caso, el límite entre lo que es de uso particular y profesional es muy difuso. Las reglas de afectación que aplican en los vehículos están en el artículo 22 del Real Decreto 439. Es más fácil de aceptar que el vehículo es de uso profesional, si tienes otro coche a tu nombre, porque de esta manera cabe entender que uno lo usarás para tus viajes de trabajo.
      Espero haber podido solucionar tu duda.
      Gracias por consultar nuestro blog

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s