IMPAGO DEL PAGARÉ

Nuestros amigos de la CONSULTORIA LEGAL Y CONTABLE nos han enviado esta información que nos parece importante compartir con vosotros:

El pagaré es un instrumento de crédito que se utiliza habitualmente en las operaciones comerciales debido a la facilidad del cobro, es muy similar al de una letra de cambio, por lo que comparte una regulación jurídica muy similar.

El pagaré es un título valor en cuyo contenido se desprende la existencia de una deuda dineraria a favor del acreedor existiendo por tanto una promesa por parte del deudor de la devolución del dinero en una fecha determinada.

Es un instrumento de garantía de cobro, dicha protección se la otorga la LEC, en caso de impago y la facilidad para la reclamación judicial, ya que el tenedor o el beneficiario (según haya endoso o no tienen acceso inmediato), por ejemplo, tiene acceso al embargo de bienes del librado.

El pagaré está regulado en los artículos 94 al 97 de la Ley 19/1985, de 16 de julio, Ley Cambiaria y del Cheque (LCCH) que entro en vigor el 1 de enero de 1986. Esta norma regula los requisitos que deberán tener como:

La denominación de pagaré que debe estar inserto como tal en el título.

La promesa pura y simple de pagar una cantidad determinada en euros o moneda extranjera convertible admitida a cotización oficial.

Se debe indicar el vencimiento.

El lugar donde se ha de efectuar el pago.

El nombre de la persona a quien haya de hacerse el pago o a cuya orden se haya de efectuar

Debe constar el lugar y fecha en que se firmó el pagaré.

La firma del que emite el título (firmante u obligado principal). Desde que se firma el pagaré el emisor y lo pone en circulación (lo entrega a un tercero).

El título que no contenga alguno de los elementos anteriormente descrito no se considera pagaré, salvo en los supuestos previstos en el art. 95 LCCH.

El pagaré cuyo vencimiento no esté indicado se considerará pagadero a la vista.

A falta de indicación especial, el lugar de emisión del título se considerará como lugar del pago y, al mismo tiempo, como lugar del domicilio del firmante.

Tendrán la consideración de cláusulas facultativas todas las menciones puestas en el pagaré distintas de las señaladas en el artículo precedente.

Partes-de-un-pagare1

Plazo de presentación al pago de los pagarés esta establecido en la Ley Cambiaria (art. 43), que dice que se presentará al pago en el día de su vencimiento, o en uno de los dos días hábiles siguientes.

Si está domiciliado en una cuenta abierta en Entidad de crédito, su presentación a una Cámara o sistema de compensación equivaldrá a su presentación al pago.

Cuando este se encuentre en poder de una Entidad de crédito, la presentación al pago podrá realizarse mediante el envío al librado con anterioridad suficiente al día del vencimiento, de un aviso conteniendo todos los datos necesarios para la identificación de la letra, a fin de que pueda indicar sus instrucciones para el pago.

Plazo para realizar el protesto:

El protesto o la declaración equivalente deben hacerse en los ocho días hábiles siguientes al vencimiento.

Prescripción del pagaré:

Regulado en el capítulo XII del art. 88 y 89 LCCH establece:

Las acciones prescriben a los tres años, contados desde la fecha del vencimiento.

Las acciones contra el tenedor, contra los endosantes y contra el librador prescribirán al año, contado desde la fecha del protesto o declaración equivalente, realizados en tiempo hábil, o de la fecha del vencimiento en las letras con cláusula “sin gastos”.

Las acciones de unos endosantes contra el librador prescribirán a los seis meses a partir de la fecha en que el endosante hubiere pagado la letra, o de la fecha en que se le hubiere dado traslado de la demanda interpuesta contra él.

Interrupción de la prescripción:

Esta sólo surte efecto contra aquél respecto del cual se haya efectuado el acto que la interrumpa.

Serán causas de interrupción de la prescripción las establecidas en el art. 1973 CC.

Impago del pagaré:

Hasta ahora hemos analizado un poco conceptos y plazos de vencimientos del pagaré.

Pero el problema real se presenta en cuanto presentamos al cobro el pagare al vencimiento y el deudor no atiende el pago.

Es recomendable en este supuesto iniciar las negociaciones pre judiciales, es decir realizar una efectiva gestión de cobros al cliente que ha entrado en una situación de morosidad, utilizando para ello verdaderos especialistas en la gestión, pero, si pese a ello la negociación no llega a buen puerto se debe valorar la posibilidad de iniciar la reclamación por vía judicial.

La ventaja que representa para el acreedor el tener un pagaré es que en el procedimiento de reclamación judicial es corto bastando con la presentación de la demanda en un juicio cambiario. Adjuntando el título el juzgado acuerda el embargo preventivo de los bienes del deudor, se le concede al demandado el plazo de diez días para el pago del pagaré u oponerse a la reclamación. En el supuesto de oposición se celebra la vista de juicio.

Si no hay oposición ni paga al primer requerimiento, se procede al embargo definitivo y ejecución.

Si se interpone juicio cambiario, por razón del propio pagaré, se presume la existencia y realidad de la deuda y, quedando en consecuencia el deudor obligado a probar ante el Juez que no debiera pagar, pudiendo alegar las causas legalmente tasadas.

En cambio, si tenemos el pagaré, el deudor no puede alegar el cumplimiento parcial o defectuoso de la prestación. La única causa que puede alegar para justificar el incumplimiento es que el acreedor no haya realizado la prestación descrita en el pagaré o lo haya hecho defectuoso.

En suma, Si el deudor es insolvente para pagar la deuda, será difícil que esta se pueda cobrar, pero, aunque de inicio suponga un mayor coste para el acreedor, tener un pagaré que soporte la deuda le da una posición de fuerza para la eventual reclamación judicial y resulta mucho más rápido y sencillo obtener una resolución judicial favorable.

Carol Gutiérrez Mundaca

Abogado ICAB

Consultora legal

Si quereis contactar con ellos podeis haerlo a:

CONSULTORIA LEGAL Y CONTABLE
Pl. Pau Casals s/n local 10
08630 Abrera Barcelona
Solicitar cita previa.
Teléfono: 931706202

Anuncios

¿Que red social es la mejor para mi empresa?

Vivimos en dos mundos, el real, ese por el que caminamos día a día, y otro virtual, aquel por el que navegamos día a día. Desde hace algún tiempo, y para evitar el aislamiento que causa el mundo virtual, hemos comenzado a utilizar las redes sociales, sitios online donde podemos compartir con otras personas.

Al crear una empresa o negocio una de las primeras cosas que se quiere poner en marcha es  la parte virtual, la página web es lo primero que les viene a la mente. Una vez terminada nos viene a la mente esta pregunta ¿Solo la página web es suficiente? Es en este momento donde los nombre Facebook, Twitter, Instragram, Foursquare, y muchos más, comienzan a resonar cada día. Primero se pregunta a los conocidos que usan ellos, parece que todos usan Facebook, otros pocos dicen que Twitter “es la mejor para expresarte”,  Instagram “no veas que maravilla de fotos”. Poco a  poco sentimos que si no estamos en todas la redes sociales nadie conocerá mi empresa. Es aquí cuando se comienzan a abrir perfiles de Facebook, cuentas de Twitter e Instagram y todos aquellos que nos han dicho nuestros amigos. Se envían solicitudes de amistad a todos los conocidos y todos lo que se vemos por el camino.

taller-redes-sociales-mayo-2015Pero cuantos nos hacemos esta pregunta ¿realmente todas las redes sociales funcionan para mi empresa? La respuesta es No. Existen un sinfín de redes sociales, pero solo unas pocas funcionaran a mi empresa o negocio. Más allá de enviaros a una empresa que os maneje el perfil social, les recomendamos esta capsula formativa en donde os podéis poner al día y entender más a fondo el mundo social virtual, donde podréis saber cuál es la red social más adecuada para tu empresa o negocio.

 

Para más información puedes escribirnos a info@synergyproject.es

PRIMER ANIVERSARIO

Hoy cumplimos nuestro primer añito de vida!! Y lo queremos celebrar con tod@s vosotr@s.

Synergy Project abrió sus puertas por primera vez el 23 de abril del 2014 y por eso, hoy, hacemos sesión de puertas abiertas para que, tanto los que ya nos conocéis, como los que no, podáis pasar a descubrirnos y tener vuestra primera experiencia en un espacio Coworking.

Os esperamos con un trocito de pastel que queremos compartir con vosotros, y os esperamos con nuestra mejor sonrisa porque estamos felices de poder celebrar nuestro primer año inaugurando NUEVA WEB: www.synergyproject.es

En este primer año hemos podido dar solución de alojamiento a diferentes empresas, pymes y autónomos que necesitan un espacio profesional donde trabajar. Se han creado sinergias y se ha cultivado un grupo de profesionales que trabaja en un entorno colaborativo y positivo.

También, en este año, hemos impartido diferentes sesiones formativas muy variadas: desde redes sociales, coaching, Excel, contabilidad, Google Appsmarketing… y seguiremos ofreciendo formación a través de nuestro Facebook. https://www.facebook.com/pages/Synergy-Project/519859491482792

Si estáis pendientes de nuestro Facebook en breve lanzaremos unas ofertas promocionales de nuestro espacio Coworking con motivo de nuestro primer aniversario

MUCHAS GRACIAS A TODOS POR COMPARTIR CON NOSOTROS VUESTROS SUEÑOS Y PROJECTOS!!!

FELICIDADES SYNERGY PROJECT!!

DIFERENCIA ENTRE HORAS EN EXCEL

Hoy trabajamos con el siguiente planteamiento:

Tenemos que calcular el tiempo que transcurre entre un momento inicial y el final.
Los datos corresponden a las horas de inicio de una actividad y las horas de fin.

El problema se plantea cuando la hora de fin pertenece al día siguiente, por tanto es menor que la hora de inicio.

Aquí mostramos los datos con los que estamos trabajando:

001

Una empresa debe controlar cuánto tiempo de trabajo emplea cada máquina en su tarea.
Podemos constatar que en determinados casos la hora de inicio corresponde  a un día y la hora de fin inevitablemente pertenece al día siguiente. Nos encontramos estos casos en las máquinas 3, 4, 5, y 7.
002 003

Por tanto, si queremos calcular el tiempo transcurrido entre la hora fin y la hora de inicio, os vamos a explicar un truquillo para que el cálculo no de error y sea 100% fiable.

Añadimos una columna que se llama TIEMPO en la que insertamos la siguiente fórmula:
=C3-B3+(B3>C3)  — Esto quiere decir que si la fecha inicial es superior a la final la sumará y nos dará el resultado correcto.
004
Para acabar, mostramos el tiempo visualizado  en varios formatos, para que podáis escoger el que más os convenga.

005

006        007