Hablemos de Morosidad

La Morosidad es uno de los grandes problemas a  los que deben enfrentarse las grandes y las pequeñas empresas a todos y cada una de ellas les afecta en diferente medida el hecho de tener un cliente en situación de morosidad.

morosidad 001El dejar de cobrar una factura supone por un lado dejar de ingresar el dinero en caja y por otro enfrentarnos al pago de un impuesto que nos tocará tributar por esa venta que no hemos podido cobrar. Esto supone un desequilibrio importante en la empresa, cuyos efectos se verán reflejados en  un problema financiero. Lo que lleva a una pérdida anual del valor de la empresa como activo y por ende a una depreciación del mismo arrojando una pérdida contable de valor.

Aunque parezca recurrente en muchas ocasiones el entusiasmo de vender no nos deja ver más allá y nos olvidamos de cobrar esa factura.

Somos conscientes que la morosidad se ha agudizado en los últimos tiempos, también es verdad que con crisis o sin ella siempre han existido los clientes morosos.

Ahora bien, debemos de saber distinguir a aquellos clientes que se encuentran en situación de morosidad por circunstancias excepcionales y aquellos clientes llamados morosos habituales. De ahí la importancia de tener una estrategia eficaz para poder enfrentarte a tus clientes morosos.

morosidad 002Siendo para ello muy útil contar con una gestión de cobros competente que nos ayude además de mantener nuestra cartera de clientes viva a que el miedo al impago no resientan las ventas  y nos haga perder a un potencial cliente.

Hasta cuando podemos cobrar las deudas:

  • La prescripción es un medio de adquirir un derecho o liberarse de una obligación por el paso del tiempo y bajo las condiciones que la ley establece. Por ello podremos recobrar deudas vencidas pero no prescritas.
  • Este derecho subjetivo que tiene el acreedor de cobrar la deuda no puede ser indefinido por que ello supondría una inseguridad jurídica que el ordenamiento jurídico no permite. Por esta razón la ley admite la prescripción extintiva de las deudas, cuya figura es la pérdida del derecho del acreedor a reclamar judicialmente las cantidades adeudadas por no haber ejercitado la acción correspondiente en tiempo.

Como hemos podido analizar debemos darle la importancia que le corresponde al hecho de  prevenir los impagos, poner todos los medios para prevenir esta situación y gestionar adecuadamente el recobro, incluso debemos de ser capaces de encontrar soluciones de pago para quien no puede pagar y quiere hacerlo, esto sería una buena practica en la gestión de cobro y si pese a todas tus gestiones no has podido lograr el cobro extrajudicial el pensar en demandar a tu cliente por impago debería de ser el último recurso que deberías utilizar para recuperar el dinero. Esta es una opción que se ha de valorar detenidamente.

Puede leer texto ampliado aquí 

J. Carol Gutiérrez Mundaca
Abogado ICAB
CONSULTORIA LEGAL Y CONTABLE
Pl. Pau Casals s/n local 10
08630 Abrera Barcelona
Solicitar cita previa.
Teléfono: 931706202
info@consultorialegalycontable.com
http://www.consultorialegalycontable.com

Anuncios

One response to “Hablemos de Morosidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s